El qué, el por qué y el cómo de la gestión de aplicaciones móviles

| Oct 10, 2019 |

El qué, el por qué y el cómo de la gestión de aplicaciones móviles


Según el recientemente publicado Índice de seguridad móvil de Verizon 2019, el 69 por ciento de los encuestados dijo que los riesgos asociados con los dispositivos móviles han aumentado en el último año. Las organizaciones trabajan ahora el doble de tiempo para proteger sus dispositivos móviles y los datos presentes en ellos. Tanto si se trata de una aplicación personal como corporativa, la protección de los datos de los dispositivos comienza con la gestión de las aplicaciones disponibles en ellos.

¿Qué es la gestión de aplicaciones móviles?

La gestión de aplicaciones móviles (MAM) es un término que se refiere a la gestión del ciclo de vida completo de las aplicaciones, incluyendo la instalación, actualización y desinstalación de aplicaciones de los dispositivos. Además de administrar un dispositivo a lo largo de su ciclo de vida, MAM también incluye la protección de los datos a los que acceden las aplicaciones y la eliminación de aplicaciones maliciosas cuando se encuentran en los dispositivos.

¿Por qué la gestión de aplicaciones móviles es esencial para las organizaciones?

Con los dispositivos móviles en el centro de atención de las organizaciones, la gestión de aplicaciones ya no se puede dejar de lado. La mayoría de las organizaciones que están creciendo para ser móviles, primero proporcionan dispositivos móviles a sus empleados o les permiten acceder a los datos corporativos desde sus dispositivos personales.

Las organizaciones que proporcionan dispositivos a los usuarios deben asegurarse de que estos dispositivos estén equipados con las aplicaciones y cuentas necesarias para acceder a los datos corporativos. También necesitan determinar el nivel de libertad que los usuarios pueden tener en estos dispositivos, si pueden o no instalar aplicaciones personales, si pueden o no acceder a sus cuentas de correo electrónico personales desde estos dispositivos, y mucho más. Consideraciones como estas hacen del MAM una necesidad en las organizaciones.

Traiga su propio dispositivo (BYOD) las políticas se están volviendo más comunes y se estima que alcanzarán un valor de mercado de casi $367 mil millones para el 2022, de acuerdo con la investigación de Global Market Insights, Inc. Pero la simple gestión de aplicaciones corporativas en dispositivos no es suficiente, ya que las aplicaciones personales instaladas en los endpoints BYOD son un riesgo adicional de violación de datos para las organizaciones. Una revisión de 250 aplicaciones populares de Android por NowSecure determinó que el 70 por ciento de esas aplicaciones filtraban la información personal de los usuarios. Este problema se complica porque los dispositivos con aplicaciones maliciosas también pueden contener datos corporativos; en tales casos, la mera gestión de los datos corporativos no es suficiente, y es igualmente esencial contener los datos y evitar que las aplicaciones personales accedan a ellos.

Cómo gestionar aplicaciones en las organizaciones

Las organizaciones que deseen gestionar aplicaciones de forma masiva pueden elegir una solución MAM independiente u optar por una solución de gestión de movilidad empresarial (EMM) con capacidades tanto de gestión de dispositivos móviles (MDM) como de MAM, junto con capacidades adicionales para gestionar contenido y correo electrónico seguro en dispositivos.

Una solución MAM independiente utiliza las capacidades de gestión que el desarrollador incorporó a su aplicación mediante herramientas de envoltura de aplicaciones o kit de desarrollo de software (SDK). Mientras que las soluciones MAM independientes dan a las organizaciones la oportunidad de gestionar sólo las aplicaciones en un dispositivo en lugar del dispositivo completo, tienen las siguientes desventajas:

  1. No todas las aplicaciones se pueden gestionar con una herramienta MAM independiente. Las soluciones MAM sólo pueden gestionar aplicaciones que incluyan de forma inherente capacidades de gestión, o aquellas que cuenten con el consentimiento del desarrollador para modificar sus aplicaciones. Las aplicaciones gestionadas por soluciones MAM independientes tardan más tiempo en desarrollarse, ya que necesitan estar envueltas o tener un SDK incorporado. Esto podría causar problemas cada vez que se actualice la aplicación, ya que el envoltorio o SDK también tendrá que ser actualizado.

  2. Dado que el marco de gestión de aplicaciones es propiedad de la solución MAM independiente, si la organización decide cambiar a una herramienta MAM diferente, cada aplicación tendrá que ser modificada para ser compatible con la nueva solución.

  3. A medida que crece el número de dispositivos móviles en la fuerza laboral, los administradores de TI prefieren una única solución para manejar sus necesidades de administración de dispositivos y aplicaciones. Por esta razón, la mayoría de las soluciones MAM independientes han evolucionado hasta convertirse en soluciones EMM mediante la incorporación de capacidades MDM.

Una solución EMM tiene capacidades incorporadas que ayudan a diferenciar las aplicaciones personales y corporativas de los dispositivos. Las organizaciones que adoptan una solución EMM pueden optar por gestionar sólo las aplicaciones corporativas en los dispositivos, o gestionar tanto las aplicaciones personales como las corporativas. Además, pueden gestionar cualquier tipo de aplicación sin necesidad de realizar cambios en la aplicación, ya sea comprada en la tienda o desarrollada internamente. Sin embargo, el dispositivo debe estar registrado en la solución EMM.

La decisión final a tomar cuando se decide utilizar una solución MAM independiente o una solución EMM depende del tipo de aplicaciones a gestionar, del tipo de capacidades de gestión requeridas y de si los dispositivos son propiedad de la organización o de los empleados.

Cómo elegir una solución EMM para la gestión de aplicaciones móviles

Si está buscando una solución EMM para gestionar aplicaciones en su organización, debe asegurarse de que cumple los siguientes criterios:

  1. Gestiona todo el ciclo de vida de las aplicaciones: La solución EMM no sólo debe gestionar la instalación de aplicaciones, sino también actualizarlas cuando sea necesario y eliminarlas cuando un usuario abandone la organización. La mayoría de las soluciones EMM son compatibles con la instalación, las actualizaciones y la desinstalación sin la intervención del usuario; lo han conseguido mediante la integración con portales como Apple Business Manager, Managed Google Play y Windows Business Store. Gestiona permisos y configuraciones: La mayoría de nosotros hemos notado que las aplicaciones solicitan una lista de permisos una vez que se instalan. Algunos de estos permisos son esenciales para que la aplicación funcione en el dispositivo, mientras que otros sólo son necesarios para mejorar la experiencia del usuario. Su organización puede decidir qué permisos conceder en función de la funcionalidad de la aplicación. Las aplicaciones disponibles de forma predeterminada en los dispositivos, como los clientes de correo electrónico, requieren información adicional antes de poder utilizarlas. Esta información generalmente incluye los detalles del servidor y del puerto, que pueden no ser conocidos por todos los usuarios de su organización. Las soluciones EMM pueden distribuir estos detalles de configuración a los dispositivos cuando se instala una aplicación para que esté lista para su uso inmediato.

  2. Gestiona múltiples versiones de aplicaciones: Además de instalar aplicaciones corporativas desde tiendas de aplicaciones, muchas organizaciones desarrollan sus propias aplicaciones, llamadas aplicaciones empresariales o internas. Estas aplicaciones son administradas y probadas por la organización. Las soluciones EMM facilitan el proceso de prueba de estas aplicaciones al permitir que su organización distribuya múltiples versiones de las aplicaciones a diferentes dispositivos y, tras una prueba exitosa, marque y distribuya la versión requerida al entorno de producción.

  3. Evita la instalación o desinstalación de aplicaciones: Dependiendo de si los empleados están utilizando aplicaciones en dispositivos corporativos o en dispositivos de su propiedad, su organización debe tener una opción para evitar que los usuarios instalen aplicaciones en dispositivos corporativos e impedir la desinstalación de aplicaciones corporativas de dispositivos personales. Aplicaciones de listas negras: Las aplicaciones son el objetivo más fácil para que los hackers accedan a los datos de los dispositivos móviles. Para garantizar la seguridad de los datos corporativos disponibles en los dispositivos móviles, una solución EMM permite a su organización detectar y eliminar aplicaciones maliciosas de los dispositivos.

  4. Bloquea los dispositivos a aplicaciones específicas: Con las organizaciones que utilizan dispositivos móviles para un único propósito, como el punto de venta (POS), es importante asegurarse de que los usuarios no puedan hacer un mal uso de estos dispositivos. Las soluciones EMM tienen la opción de bloquear una sola aplicación o un grupo de aplicaciones, restringiendo así otras funcionalidades y ajustes del dispositivo.

  5. Aprovecha la contenedorización: La contenedorización desempeña un papel crucial en la seguridad de los datos en un entorno BYOD. Al gestionar aplicaciones, las soluciones EMM pueden diferenciar entre aplicaciones personales y corporativas, lo que permite a los administradores crear un contenedor virtual en los dispositivos y evitar que los datos se compartan entre contenedores.

  6. Asegura el acceso a las aplicaciones: Dado que los usuarios pueden acceder a los datos corporativos desde cualquier lugar utilizando dispositivos móviles, es importante que las organizaciones se aseguren de que sólo se acceda a los datos de forma segura desde dispositivos aprobados. Una solución EMM permite a su organización ordenar el uso de VPN para aplicaciones corporativas y configurar el inicio de sesión único (SSO) para que los usuarios puedan iniciar sesión en varias aplicaciones con un solo inicio de sesión.

Por qué Mobile Device Manager Plus es la solución para usted

La solución de gestión de movilidad empresarial de ManageEngine, Mobile Device Manager Plus, simplifica la gestión de aplicaciones para las organizaciones al permitir a los administradores instalar, desinstalar y actualizar aplicaciones sin la intervención del usuario. También lleva la seguridad de las aplicaciones móviles un paso más allá con la compatibilidad con las listas negras de aplicaciones, la contenedorización y Google Play Protect, lo que ayuda a las empresas a detectar y eliminar aplicaciones maliciosas de los dispositivos.

Además, Mobile Device Manager Plus ofrece las siguientes ventajas:

1. Soporte para múltiples sistemas operativos: Mobile Device Manager Plus permite a los administradores administrar aplicaciones para dispositivos móviles iOS, Android y Windows, junto con aplicaciones para macOS y Chrome OS.

2. Diferentes métodos de implementación: Mobile Device Manager Plus está disponible en ediciones locales y en nube. También está disponible un producto independiente para MSPs.

3. Modelos de precios flexibles: Mobile Device Manager Plus es gratuito para hasta 25 dispositivos. Para gestionar más de 25 dispositivos, puede elegir entre un ciclo de facturación mensual, anual o perpetuo. Pruebe una versión de prueba gratuita de 30 días de Mobile Device Manager Plus y haga que la vida de su administrador de TI sea mucho más fácil.


Articulos relacionados:


Compartir