Joyal Bennison
Joyal Bennison

Escritor de contenido

La investigación de ESG sobre gestión de riesgos cibernéticos, en la que participaron 340 profesionales de la ciberseguridad, reveló que el 40 por ciento sentía que supervisar la gestión de parches y vulnerabilidades a lo largo del tiempo era su mayor desafío.

El enfoque tradicional de la gestión de parches y vulnerabilidades

Tradicionalmente, estos procesos involucran herramientas dedicadas operadas por diferentes equipos.

El equipo de seguridad emplea escáneres de vulnerabilidades para identificar vulnerabilidades en los endpoints y remite un ticket al equipo de reparación o TI con los detalles de la vulnerabilidad y las acciones necesarias para solucionarlas.

Los administradores de TI utilizan herramientas de parcheo para analizar la red en busca de detalles de los parches que faltan, y comparan esos hallazgos con los datos enviados por el equipo de seguridad para correlacionar los parches necesarios y resolver las vulnerabilidades. Luego descargan los parches de los sitios de los proveedores, prueban su estabilidad y los implementan en su entorno de producción.

Otro equipo de TI realiza otra ronda de análisis para asegurarse de que la vulnerabilidad se corrige completamente y el estado de corrección se envía al equipo de seguridad, lo que requiere que este último realice una validación adicional para cerrar la brecha en la gestión de vulnerabilidades.

¿Hay algo malo con ese enfoque? Aunque se hace el trabajo, no es eficiente. Estas son algunas razones de por qué sucede eso y también por qué funcionaría mejor con una solución integrada de gestión de parches y vulnerabilidades.

Mayor retraso en la corrección

Tener que cambiar entre varias herramientas para la gestión de parches y vulnerabilidades resulta en un flujo de trabajo dividido e ineficiente, lo cual aumenta la complejidad, crea análisis redundantes, amplía la brecha entre la detección de vulnerabilidades y el parcheo y ralentiza drásticamente el proceso de corrección de riesgos.

No es de sorprender que por lo general las organizaciones tardan más de un par de meses en solucionar una vulnerabilidad descubierta. Un informe de estadísticas de edgescan calcula que son 67 días.

Dado que la brecha entre la divulgación de vulnerabilidades y la disponibilidad de códigos de explotación se ha reducido en los últimos días, las organizaciones tienen que solucionarlas rápidamente.

Un estudio del Ponemon Institute indica que el 60 por ciento de las infracciones en 2019 se debieron a parches que no se aplicaron y que estaban disponibles, pero no se implementaron.
La gestión de parches y vulnerabilidades se debe abordar como un proceso unitario. En lugar de cambiar entre diferentes herramientas para ejecutar una tarea, una solución integrada de gestión de parches y vulnerabilidades proporciona a todos los equipos que trabajan en la tarea una visibilidad unificada y un mejor seguimiento desde la detección hasta el cierre, desde una ubicación central.

Esto también elimina la necesidad de realizar análisis redundantes. Un solo análisis obtendrá toda la información sobre la vulnerabilidad y el parche y los correlacionará automáticamente, ayudando a lograr una corrección rápida y directa.

Falta de precisión

Los productos individuales no interactúan bien entre sí, lo que aumenta la probabilidad de que haya una posible inconsistencia entre los datos de las soluciones integradas. En otras palabras, es posible que todos los parches necesarios no se implementen completamente y que las vulnerabilidades críticas no se solucionen nunca. Una solución unificada optimiza todas las tareas interdependientes desde una consola, eliminando cualquier posible margen de error.

Acumulación de desafíos de gestión

Desplegar e implementar varias herramientas, y capacitar al personal para usarlas, puede ser complicado y tomar mucho tiempo. Además, utilizar varias herramientas al mismo tiempo puede afectar al consumo de ancho de banda de red. Instalar varios agentes limita los recursos del sistema y afecta a su rendimiento. Puede superar todos estos desafíos si utiliza una solución integrada.

Dificultades para escalar

También hay dificultades para escalar esas herramientas separadas para soportar más dispositivos en el largo plazo. El moderno entorno de TI es muy dinámico; se caracteriza por la constante adición de activos, las conexiones con nuevos socios, y aspectos similares. Si una instancia de uno de los agentes no está instalada en ninguno de los nuevos activos, esto podría introducir más complicaciones en el flujo de trabajo y generar varias brechas de seguridad.

Mayor presupuesto de seguridad

Vamos al grano: la implementación y el mantenimiento de herramientas independientes para la gestión de parches y vulnerabilidades le costará el doble. Es así de simple. Otras inversiones incluyen sesiones de capacitación dedicadas en cada producto para el personal nuevo.
Para acabar con todas estas aflicciones, lo mejor es invertir en ManageEngine Vulnerability Manager Plus, una solución de gestión de parches y vulnerabilidades completamente integrada que utiliza una única interfaz y un único agente para facilitar la detección, la priorización, y la resolución de vulnerabilidades, todo desde una ubicación.

La gestión de vulnerabilidades basada en el riesgo que ofrece Vulnerability Manager Plus permite a los administradores de TI priorizar la respuesta a las vulnerabilidades de alto riesgo según la explotabilidad y el impacto.

Los administradores pueden remediar las vulnerabilidades en un entorno de cualquier tamaño implementando los últimos parches en un abrir y cerrar de ojos con la funcionalidad de parcheo integrada en el producto.

Mientras tanto, su función de gestión automatizada de parches mantiene actualizados Windows, macOS, Linux y más de 350 aplicaciones de terceros al permitir a los administradores de TI automatizar y personalizar todo el ciclo de parcheo, desde la detección de los parches faltantes, la descarga de los mismos desde los sitios de los proveedores y la comprobación de su estabilidad, hasta su implementación en todos los endpoints, independientemente de su ubicación.

Obtén más información acerca de las funciones exhaustivas de Vulnerability Manager Plus, o explore una prueba gratuita de 30 días para ver la función integrada de gestión de parches y vulnerabilidades en acción.

Visitas: 4

ARTICULOS RELACIONADOS

10 tareas de ciberseguridad 2021 según Gartner

Los líderes de seguridad deben centrarse en reducir el riesgo para el negocio.

ai it security seguridad en la nube Seguir leyendo keyboard_arrow_right
May 2021 Visitas: 105

Soluciones de administración remota de parches para proteger a los usuarios remotos

Crisis o no, mantener los puntos finales parcheados contra vulnerabilidades conocidas y emergentes sigue siendo uno de los principales desafíos que enfrentan los administradores de TI. Con la nueva...

Seguir leyendo keyboard_arrow_right
Oct 2020 Visitas: 96

COMENTARIOS