Jun 04, 2020

En los últimos años, el trabajo a distancia a incrementado y ha ganado una tracción significativa en una amplia variedad de industrias. Según una encuesta reciente  realizada por OWL Labs, el 48 por ciento de los empleados trabajaban desde su casa al menos una vez a la semana en 2019, y el 34 por ciento incluso estaba dispuesto a reducir los salarios para trabajar de forma remota.

Las principales razones de este cambio hacia el trabajo remoto incluyen un mejor enfoque y una mayor productividad (79 por ciento); impacto positivo en la retención y lealtad de los empleados (74 por ciento); y aprendizaje avanzado y progresión profesional (68 por ciento).

Atrás quedaron los días en que el trabajo remoto era simplemente una buena opción. La pandemia de COVID-19 ha obligado a muchas empresas a hacer la transición al trabajo remoto, y los propietarios de empresas y los administradores de TI ahora se preguntan:

¿Cómo aseguro el acceso a los datos corporativos cuando los empleados trabajan de forma remota?

¡El objetivo aquí es administrar dispositivos, datos y aplicaciones sin comprometer la seguridad! Aquí hay formas en que su negocio remoto puede proporcionar acceso seguro a sus empleados al mismo tiempo que protege los datos comerciales confidenciales presentes en sus dispositivos:

1.  Permitir el acceso a los recursos corporativos


Primero, debe configurar una red privada virtual (VPN) para establecer una conexión segura entre los dispositivos implementados de forma remota y su red corporativa. Las VPN ofrecen un túnel privado a través del cual los empleados pueden acceder de manera segura a sus datos corporativos confidenciales. Los datos corporativos en tránsito están encriptados y protegidos contra el acceso no autenticado, lo que garantiza que los empleados remotos puedan acceder de forma segura a los recursos corporativos en cualquier lugar y en cualquier momento.

Agregar más dispositivos móviles a una puerta de enlace VPN podría afectar el ancho de banda e impactar negativamente las conexiones concurrentes. En este caso, se puede configurar una VPN por aplicación más avanzada, que le permite crear una puerta de enlace segura solo para aplicaciones específicas de su elección.

Con la repentina transición al trabajo remoto, los empleados podrían olvidar habilitar su VPN antes de acceder a los datos corporativos. Cada vez que los empleados acceden a los recursos corporativos, habilitar VPN automáticamente puede garantizar que sus datos confidenciales permanezcan seguros.

2.  Políticas de acceso condicional


Algunas empresas que han hecho la transición al trabajo remoto están permitiendo que los empleados accedan a datos corporativos utilizando sus dispositivos personales, pero estos dispositivos pueden, en ocasiones, verse comprometidos. La validación y verificación manual de estos dispositivos que acceden a los recursos corporativos afecta a los administradores de TI.

Las políticas de acceso condicional le permiten automatizar este proceso, asegurando que solo los dispositivos autorizados que cumplan con condiciones específicas puedan acceder a estos recursos. Además, puede obtener el mismo nivel de control sobre los dispositivos que acceden a los servidores de Exchange de su organización.

3.  Lista blanca de aplicaciones


La administración del ciclo de vida de las aplicaciones es algo que los administradores de TI no pueden eludir. En ocasiones, sus empleados pueden instalar y usar aplicaciones maliciosas, que representan una amenaza importante para los datos comerciales confidenciales de su organización. La lista blanca de aplicaciones ayuda a proteger los dispositivos y su red corporativa de aplicaciones potencialmente dañinas.

Además de esto, aprovechar el modo kiosco le permite bloquear dispositivos para que solo ejecuten una aplicación específica o un conjunto de aplicaciones. Al habilitar solo las aplicaciones que requieren los empleados, puede asegurarse de que se mantengan enfocados y productivos. Los empleados solo pueden acceder a ciertas funciones del dispositivo y aplicaciones que han sido habilitadas por el administrador de TI. Mientras tanto, las otras aplicaciones presentes en el dispositivo estarán ocultas o no estarán disponibles temporalmente.

4.  Prevención de fuga de datos


Independientemente de los empleados que trabajan de forma remota o in situ, la prevención de fuga de datos es algo que las organizaciones no pueden ignorar. Hay dos perspectivas para asegurar los datos corporativos:

a) Contenedor para dispositivos personales

La incorporación de dispositivos BYOD plantea algunas preocupaciones sobre el acceso a los datos personales de los empleados. Por lo general, cuando los dispositivos personales de los empleados se utilizan para el trabajo, los datos corporativos coexisten con sus datos personales. El desafío aquí es asegurar los datos corporativos sin afectar la privacidad del usuario.

b) Administración de contenido y correo electrónico de nivel empresarial

Independientemente de si los dispositivos son propiedad de una empresa o de un empleado, la distribución de archivos confidenciales por correo electrónico presenta ciertos desafíos. Los empleados pueden crear copias locales de documentos corporativos, usar aplicaciones no autorizadas para verlos o guardar archivos en servicios en la nube de terceros, todas las cuales son actividades riesgosas que pueden resultar en una violación de datos.

Una solución de administración de contenido y correo electrónico ayudará a prevenir tales percances. La administración de contenido permite a los administradores distribuir de manera segura documentos corporativos y archivos multimedia a los dispositivos de los empleados con solo unos pocos clics. El repositorio de contenido sirve como una caja de arena, lo que restringe las aplicaciones de terceros y los servicios en la nube para que no puedan acceder a sus archivos corporativos.

Con la administración de correo electrónico, puede configurar de forma remota cuentas de correo electrónico, imponer restricciones, configuraciones preestablecidas y mucho más. Los archivos adjuntos de correo electrónico se pueden asegurar al garantizar que los empleados solo usen aplicaciones aprobadas para verlas, descargarlas y compartirlas.

ManageEngine Mobile Device Manager Plus es una solución de administración de dispositivos móviles que puede administrar dispositivos móviles, computadoras de escritorio y computadoras portátiles que se ejecutan en varios sistemas operativos. Obtenga más información sobre su amplio conjunto de funciones de trabajo remoto aquí.

¡Comience hoy su  prueba gratuita de 30 días de Mobile Device Manager Plus y comience a administrar una cantidad ilimitada de dispositivos!



Acerca del autor:

Brenda Facundo
Marketing



TAGS

Compartir

ARTICULOS RELACIONADOS